Saltar al contenido

Seguridad en torno a las instalaciones de energía solar

21/09/2020
seguridad y mantenimiento instalaciones solares

Aunque su precio se ha reducido en casi un 80 %, lo cierto es que una instalación solar sigue teniendo un alto coste. Instalar este tipo de sistemas en casa posee grandes ventajas, por lo que es importante tratarlos como se merecen.

Instalar paneles solares y no asegurarlas al 100% es un error muy común. Veamos qué podemos hacer para poder proteger nuestra instalación solar.

Seguros para instalaciones solares

Algunas empresas instaladoras de paneles solares ofrecen a sus clientes seguros y garantías privadas para sus instalaciones. Contratar este tipo de seguros o garantías es una gran idea, puesto que al hacerlo con la propia instaladora, los arreglos serán más directos y seguros.

Otra manera de proteger nuestra instalación la encontramos en los seguros del hogar. Dentro de este tipo de seguros tenemos diferentes coberturas relacionadas con las instalaciones de energía renovable de una vivienda.

Una cosa importante a tener en cuenta es la diferencia que se hace en estos seguros en relación al contenido y el continente:

Continente: es lo que forma la edificación, las instalaciones fijas como las de agua o calefacción y las instalaciones auxiliares privativas.
Contenido: son todos aquellos muelles del interior.

En relación a esto, algunos seguros consideran la instalación solar forma parte del contenido y otros como parte del continente.

Por ejemplo, para compañías como MAPFRE forman parte del continente. En sus seguros se afirma que las instalaciones fijas de agua y gas o electricidad, así como las de energía solar, forman parte del continente. Para otras como Línea Directa se incluyen dentro del continente, pero como elemento privativo.

Sea considerado como sea, este tipo de instalaciones se suele realizar cuando ya se tiene un seguro contratado. Una vez realizada la instalación deberemos hablar con nuestra aseguradora para ver si nos las cubren o ver cómo incluirlas. Además, al variar las condiciones y el valor de la casa, puede que también se modifique la prima que pagamos al mes.

Existen una serie de coberturas recomendables para proteger nuestra instalación de energía solar:
Contra daños materiales: dentro de esta cobertura se incluyen los daños que pueda sufrir cualquier elemento, incluso si son por robo.
De obra civil: nos protege ante problemas si la instalación se sitúa en el techo o la fachada.
De Responsabilidad Civil: dicha cobertura es obligatoria si la instalación se va a conectar a la red eléctrica de distribución.

Alarmas y sistemas antirrobo

Los seguros del hogar son recomendables puesto que nos protegen económicamente una vez producido un siniestro. Es decir, “nos darán” el dinero suficiente para dejarlo como estaba antes. Sin embargo, existen formas de evitar que ocurran gran parte de esos siniestros, como las alarmas o los sistemas antirrobo.

La ventaja de tener una alarma para vivienda no se reduce a proteger tu instalación solar, sino que protege toda la vivienda. Además, los sistemas solares se instalan fuera de la vivienda en sí, por lo que deberá incluirse dentro del sistema de alarma.

Por suerte, existen sistemas de alarma específicos para estos sistemas, que consisten en existen señales lumínicas o sonoras dentro de la instalación o bien el envío de una aviso a un dispositivo conectado de manera remota al sistema. También las hay que aúnan ambos.

Además, existen sistemas de alarma incorporados en el interior de los paneles solares. En ellos se forma un bucle cerrado de fibra óptica plástica entrelazado en los paneles solares. Si se intenta liberar el panel, el cable se rompe, lo que activará la alarma. Dicho cable de fibra también se utiliza para proteger el perímetro de la instalación solar.

Para poder tener el sistema totalmente seguro, podemos instalar un sistema de videovigilancia que nos permitan ver en todo momento lo que ocurre en la instalación. También se pueden instalar detectores de movimiento en las inmediaciones que manden un aviso cuando alguien se acerque a los paneles