Saltar al contenido

Baterias Solares

Baterías solares estacionarias para instalaciones solares fotovoltaicas. Disponemos de baterías solares Monoblock, baterías 12V, baterías estacionarias 24V o baterías 48V, adaptadas a diferentes tipos de necesidades de consumo con diferentes capacidades.

Consulte con nuestro Dpto. técnico para asesorarle en la compra de la batería solar que mejor se adapta a su instalación.

Características de las baterías solares estacionarias

Las baterías solares estacionarias son principalmente  baterías de plomo-ácido. Este tipo de batería es la más antigua de las que se emplea en instalaciones fotovoltaicas para diferentes aplicaciones: kit solar en vivienda aislada o instalaciones de bombeo solar para riego.

Las baterias de plomo-ácido empleadas en instalaciones solares son de ciclo-profundo, lo que nos permite realizar descargas profundas hasta el 80%. El material del recipiente con el que están fabricadas es muy resistente, obteniendo una gran resistencia a elementos externos y  a los golpes.

Una de las principales ventajas de las Baterías Estacionarias es la facilidad de sustitución de los elementos en caso de avería así como la gran capacidad de reserva de su electrolito, pues son capaces de almacenar grandes cantidades de energía y la suministran a una potencia constante.

Tipos de baterías solares estacionarias

Epzs: Son baterias solares estacionarias de placa tubular con vaso de Polipropileno negro, muy resistentes. Son del mismo tipo que las baterías de tracción empleadas en las carretillas eléctricas.

Topzs: Las baterías estacionarias Topzs también son baterias de plomo-ácido, construidas en Polipropileno traslúcido. Esto hace que sea visible el nivel del electrolito para su mantenimiento.

Opzs: Las baterias solares Opzs son las mas resistentes, ya que por su construcción en Plástico SANS transparente y con cierre especial en el tapón impide la acumulación de gases en su interior conservando íntegramente su estructura. Además tienen una vida útil promedio de 18 años.

Mantenimiento baterías solares

La principal diferencia entre los diferentes tipos de baterias solares: Epzs, Opzs y Topzs es el mantenimiento.

Nivel electrolito: En las baterías Epzs hay que realizar la revisión del nivel del electrolito una vez al mes, mientras que en las Topzs es una revisión cada tres meses y en las Opzs una vez al año.

Estancia de las baterías: La temperatura de lugar donde se encuentren instaladas las baterías influirá en su rendimiento y determinará su capacidad. Para funcionar de la mejor manera las baterías necesitan una temperatura lo más estable posible alrededor de los 20°C. A temperaturas menores se irá perdiendo paulatinamente capacidad de carga, mientras que a mayores temperaturas se conseguirá que el electrolito se evapore de forma más rápida, con lo cual su mantenimiento deberá ser más frecuente.

Nunca se deberá encender un fuego o fumar dentro de la sala de las baterías estacionarias. La estancia donde están ubicadas las baterías deben estar ventiladas para evitar la acumulación de gases.

Limpieza de los bornes:Los bornes de la batería se deberán limpiar con un pañuelo seco y limpio antes de realizar las conexiones y de forma periódica una vez al año. Es muy importante no tocar a la vez con las manos los polos positivo y negativo de una batería solar. Será obligatorio hacer siempre la limpieza de los bornes de uno en uno para evitar cualquier accidente.

Se debe evitar que en los bornes se produzca una capa blanca de sulfatación, resultado del poco mantenimiento del nivel de electrolito y que perjudicaría en el contacto y paso de la corriente. Para ello se deberán rascar los bornes con un cepillo con pelos de latón hasta que queden completamente límpios.

Para una mayor seguridad, en el momento de desconectar los bornes se deberá empezar por el polo negativo seguido del polo positivo. Mientras que para su conexión se deberá empezar por el polo positivo seguido del polo negativo.

Control del estado de las conexiones: Con el paso de los meses es importante controlar el estado del cableado y de las conexiones, principalmente entre las baterías y el inversor de corriente. Puede que algunas conexiones se aflojen y sea necesario apretarlas de nuevo. Además, se deberá ver el estado del cableado y si ha habido algún calentamiento o quemadura del plástico protector en alguna parte del recorrido. El sobrecalentamiento del cableado puede deberse a utilizar un cable demasiado delgado.